elaleph.com
foros de discusión literaria
 
 FAQFAQ   BuscarBuscar   RegistrarseRegistrarse 
 Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados  Chat Chat    LoginLogin 
 Biblioteca de libros digitalesLibros Digitales   Edicin en demandaPublicar un Libro   Foros PrivadosForos Privados   CelularesCelulares 

Versos despedazados...



 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Foro del Taller - poesía
Autor Mensaje
Caronte:
Miembro Semi-Senior
Miembro Semi-Senior


Registrado: 14 Dic 2001
Mensajes: 191
Ubicación: Al frente de la isla de los muertos, casi un paraiso...

MensajePublicado: Lun Abr 01, 2002 15:00    Asunto: Versos despedazados... Responder citando

Orfeo no compro tu oficio con el solitario centimo,
Heracles no cargaba moneda, ni siguiera habia muerto.
Y este, aquel, aquellos... Cuantos otros
Que inoportuno ahora me niega el recuerdo.

-Ah -dijo el barquero-, pero Orfeo cargaba el arpa
Y Ulises, el Heracles, rapido indago por el remo
Y veloz, armoniosa, rauda, en vez de navegar
Casi ingravida vuela la barca
Ulises, el barquero
Y todas las animas que gritando escandalizaban.

Y Poe, barquero; ahora en el mismo lugar comparte,
Canta con homero porque tu, corrupto barquero,
Lo cruzaste y tambien sin preguntar por dinero...

-Ah, pero Poe cargaba, no se deshizo del palido busto,
Y sobre este, muy vetusto -y para colmo sin nada de susto-,
Grazaba, gritaba atrevido "nevermore" su magnifico cuervo.


Son alrededor de veinte estrofas. No pretendo colocarlas todas porque... todavia no estoy satisfecho con el resultado de esta larga letania. Pero si quieren mas, con mucho gusto se las coloco.

Eso si: necesitan retoque. No se nada de metrica y cuanto trabajo no me cuesta. Inventar con versos libres metiendoles, "dotandolos" con rima?

A ver que sale.

Sin embargo, muchas de las imagenes -las mejores las guardo, no se si colocarlas- me han gustado mucho, por lo menos a mi que es a quien solitariamente le tienen que gustar.

La idea, es la siguiente: alguien que, llegado el encuentro, le pide, le ruega el paso a Caronte pero... sin tener obolo -el centimo de cobre!- con que pagarle ni tampoco sepultura que probarle.

Sere yo?

Agradezco comentarios, opiniones.



[Este mensaje ha sido editado por Caronte: (editado 01 Abril 2002).]
Volver arriba
DELLWOOD
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 25 May 2001
Mensajes: 15247

MensajePublicado: Mar Abr 02, 2002 04:36    Asunto: Vacío Responder citando

Puesto que los limas tanto y son obra tuya, esos versos te son muy familiares a ti mismo, pero para el lector que se enfrenta por primera vez a la idea y tiene que lidiar con ese castellano sin acentos, resulta tremendamente molesto tener que volver al principio de la frase cada ters palabras para poder leer. todo por tu negligencia, porque desde windows 98 es posible escribir en castellano desde cualquier ordenador, tenga el teclado que tenga. Cuando escribes tanto, el lector se cansa y no lee ni la tercera parte.
Volver arriba
Marcelo di Marco
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 16 Nov 2000
Mensajes: 12588
Ubicación: Buenos Aires, Argentina

MensajePublicado: Sab Abr 13, 2002 21:17    Asunto: Vacío Responder citando

Caro Caronte: como hace tiempo que no oía el chapaleo de tus remos sempiternos, te entrego, en prueba de amistad, parte del apéndice "C" de mi libro Hacer el verso (Buenos Aires, Sudamericana, 1999). Creo que responde con alguna claridad a tu preocupación sobre el tema "métrica".

Un gran abrazo,

mdm

¿Qué es la métrica?
El estudio de la medida, la estructura y la composición de los versos y sus diferentes posibilidades combinatorias. De ahí viene un verbo muy poco usado hoy, "metrificar", sinónimo de "versificar a medida". La métrica explica, pongamos por caso, por qué tal o cual composición poética es o no es un soneto o una copla de pie quebrado, etc.

¿Qué es la rima?
De acuerdo con la definición que da el Diccionario de uso del español, de María Moliner: "Circunstancia de ser consonantes o asonantes dos palabras o dos versos". Es decir, cuando las palabras o los versos suenan de manera similar, cuando armonizan musicalmente, cuando "pegan", hay rima. Por ejemplo: las palabras "cordón" y "jirafa" no riman, en tanto que "apresura" y "ternura" sí. En su Introducción a los estudios literarios, Rafael Lapesa Melgar explica que por rima se entiende "la igualdad de sonidos finales entre dos o más versos a partir de la última vocal acentuada".

¿Por qué hablamos de rima "consonante" y de rima "asonante"?
Son las dos únicas maneras de rimar que tienen las palabras. Riman de modo consonante cuando guardan entre ellas idéntico sonido en su terminación, desde la vocal acentuada; como la igualdad alcanza a todos los sonidos, a la rima consonante se la llama "rima perfecta":

Viene la aurora que las frondas verdes
con pálido fulgor tímida dora.
Penumbra, el alba rosa te devora
y como un largo tornasol te pierdes.

ENRIQUE BANCHS

En cambio, cuando la igualdad fonética se limita solamente a las vocales, hablamos de rima asonante, "imperfecta" (conste que lo de "perfecto" o "imperfecto" no tiene nada que ver con la calidad estética):

Todaniebla es el nombre
que a la niña convino:
los que la bautizaban
nacieron en domingo.
Su edad, la que se mide
con vara de jacinto;
su patria, Buenos Aires
la señora del río.

LEOPOLDO MARECHAL

¿Qué es una estrofa?
Cada conjunto de versos en que se divide un poema se llama estrofa. Por ejemplo, un soneto (ver el de Amelia Biagioni en la nota 69) consta de cuatro partes, cuatro estrofas. Las estrofas de un poema pueden ajustarse o no a exacta simetría en cuanto a cantidad de versos. Por supuesto, un poema puede estar escrito en una sola estrofa (y en ese caso se lo llama monóstrofe; el haiku se ajusta perfectamente a esta denominación).

¿Cómo se hace para saber cuántas sílabas tiene un verso?
Midiéndolo, es decir, contando sus sílabas métricas. Ojo: sílabas métricas, no gramaticales. Por ejemplo, el primer verso de la cita de Banchs pertenece a un soneto, y sabemos que el soneto consta de catorce endecasílabos, catorce versos de once sílabas cada uno; pero, si contamos sus sílabas gramaticales, veremos que el verso no tiene once sino doce sílabas:

Vie/ne/ la/ au/ro/ra/ que/ las/ fron/das/ ver/des

Sucede que debimos haber contado de otra manera: respetando las sílabas de la pronunciación real.

Vie/ne/ la au/ro/ra/ que/ las/ fron/das/ ver/des
(once sílabas)

O sea, cada sílaba fonética constituye una sílaba métrica.
Y aquí llegó el momento de hablar de la sinalefa. En el ejemplo, las palabras "la" y "aurora", inmediatas entre sí, guardan la siguiente relación: una termina con una vocal y la otra empieza con una vocal. En ese caso se produce sinalefa, que incluso se hubiera producido si las vocales estuvieran "separadas" por una hache:

Belén, la luna y la muerte.
Las sombras abren camino.
La tierra se vuelve arena…
¡Qué muerte se ha anochecido!

FEDERICO PELTZER

Volviendo a la computación de sílabas fonéticas, debemos tener en cuenta que siempre, después del último acento del verso, se cuenta una única sílaba y nada más. En el caso de ver/des (palabra grave) no hay problemas: el acento cae en la sílaba "ver", y de ahí en adelante nos encontramos con una sola sílaba: "des". Pero, cuando el verso termina en una palabra aguda, su última sílaba vale por dos. Nótenlo en este cuarteto compuesto por endecasílabos (y, de paso, adviertan que el verso final es el único que tiene tantas sílabas métricas como gramaticales):

Y solo, y extranjero, con el no
del suicida, se yergue en cuerpo fuerte.
Y él es todos los cuerpos. ¡Antinóo,
tanta carne salvada de la muerte!

OSCAR HERMES VILLORDO

Y/ so/lo, y/ ex/tran/je/ro,/ con/ el/ no (se cuenta doble)
del/ sui/ci/da,/ se/ yer/gue en/ cuer/po/ fuer/te.
Y él/ es/ to/dos/ los/ cuer/pos./ ¡An/ti/nó/o,
tan/ta/ car/ne/ sal/va/da/ de/ la/ muer/te!

¿Y qué sucede cuando el verso termina en una palabra esdrújula? Las dos sílabas finales se cuentan como una sola:

—Ya se me alarga la sombra,
ya me invaden cruz y granos.
Ya configuran mis huesos
intensos mapas de pájaros.

VICENTE BARBIERI

En el último verso contamos nueve sílabas gramaticales:

in/ten/sos/ ma/pas/ de/ pá/ja/ros.

Pero hemos visto que esas nueve sílabas deben contarse como ocho.
Una aclaración: la regla no es caprichosa, sino que se apoya en la eufonía, en el buen sonar. Por eso se escuchan tan parejos esos cuatro versos de Barbieri, todos de ocho sílabas cada uno.
Si quieren ejercitarse en estas cuestiones, pueden ir a la nota 78 y contar las sílabas de los "Haikus azules", de César Bisso. Verán que todos se ajustan a la estructura métrica que propone el haiku: tres versos de cinco, siete y cinco sílabas respectivamente.

***********
Volver arriba
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Foro del Taller - poesía Todas las horas son GMT - 3 Horas
Página 1 de 1